El cambio en el sistema de tarificación ha traído consigo un más que notable incremento del precio de la luz. Desde el pasado 1 de junio, la mayoría de los hogares españoles están pagando, de media, un 33% más que en 2020, sin vistas a que esta subida remita. Esta situación ha provocado que muchas familias y comunidades de vecinos opten por una alternativa más sostenible y, a largo plazo, más económica: la instalación de placas fotovoltaicas.

Uno de los mayores obstáculos para los consumidores a la hora de instalar los paneles solares es la elevada inversión inicial que conlleva. Sin embargo, es una opción más rentable si se analiza a largo plazo. Empresas especializadas, como la de Villaviciosa de Odón Solventia Solutions, garantizan una rentabilidad segura en lo que respecta al autoconsumo. En primer lugar, porque se encargan tanto de la instalación de las placas como de su posterior mantenimiento, de forma que el consumidor no tenga que preocuparse por el mismo.

El ahorro en la factura de la luz dependerá de la potencia contratada, si bien puede alcanzar hasta el 80% anual

Solventia Solutions realiza un exhaustivo estudio previo a la instalación en el que técnicos especializados analizan las características del edificio o vivienda donde se van a instalar las placas.

Leer la noticia completa